Por qué hacer un MBA

por qué estudiar un MBA

Existen muchas razones para estudiar una MBA. Hacer un Máster en Administración y Dirección de Empresas es una de las mejores decisiones que puede tomar un estudiante o empresario para impulsar su carrera.

Un posgrado MBA aporta beneficios tanto prácticos o racionales como de carácter emocional. Ambas ventajas permiten a los alumnos tener un mayor conocimiento de la realidad empresarial y mejorar sus habilidades en dirección y administración de empresas.

Razones para estudiar un MBA

Cualquier persona que quiera desarrollar una exitosa carrera en el ámbito empresarial debería hacer un MBA. Si te preguntas para qué sirve hacer un MBA, aquí podrás ver algunos de los beneficios directos que vas a obtener como alumno.

Beneficios racionales

Los beneficios racionales son aquellos de índole práctica. Son ventajas cuantificables y que obtendrías sí o sí al cursar un MBA. Éstas son algunas de ellas.

  • Empleabilidad: los alumnos que tienen un Máster en Dirección y Administración de Empresas tienen un índice de empleabilidad muy alto, más del 93%. Puede ser la mejor opción si estás buscando un puesto de trabajo adecuado a tu formación.
  • Currículo: disponer de un MBA en tu currículo te ayudará a destacar sobre otros candidatos en los procesos de selección. Especialmente importante es estudiar un MBA en una institución de prestigio.
  • Aprendizaje práctico: los estudios de MBA están basados en la metodología de caso. Se trata de aprender a resolver problemas reales que se presentan en el ámbito de la empresa. Al estudiar un posgrado en Administración y Dirección de Empresas tendrás una mayor capacidad de liderazgo y mejorarás tus competencias profesionales.
  • Conocimientos: los máster MBA te aportan también todo el conocimiento que necesitas del entorno empresarial. Podrás conocer más en profundidad todas las áreas de una empresa, desde el Management a la Contabilidad, pasando por Recursos Humanos o Gestión Financiera.

Beneficios emocionales

Los beneficios emocionales de hacer un Máster en Administración y Dirección de Empresas son ventajas intangibles. Cada estudiante puede aprovecharlas de forma diferente. Un MBA, especialmente los de tipo presencial, pueden suponer un antes y un después en la carrera profesional del estudiante.

  • Prestigio profesional: una de las razones por las que sin duda vale la pena hacer un MBA es por el prestigio. Nadie que haya estudiado un MBA es un profesional mediano, ya que al haber estudiado en una institución o escuela de negocios de renombre, será percibido con otros ojos por las empresas y los empresarios.
  • Networking: los máster MBA son la mejor opción para el networking de alto nivel. No sólo tendrás acceso a un prestigioso claustro de profesores, con experiencia nacional e internacional en escuelas de negocios y con sus propias empresas. También podrás conocer a otros alumnos con un bagaje de gran reconocimiento.
  • Autoconfianza: el MBA es también perfecto para quienes tengan el “síndrome del impostor”. Estudiar este tipo de formación te ayudará a ganar confianza en ti mismo y ver que eres capaz de resolver problemas reales en una empresa. Potencia tu capacidad de liderazgo y de comunicación.
  • Experiencia transformadora: es incuantificable el impacto que puede llegar a tener un posgrado de MBA. Puede darte una nueva visión del mercado, actualizar tus conocimientos y potenciar tu ilusión y capacidad de organización para alcanzar el éxito.
  • Oportunidades laborales: un alumno puede encontrar una oportunidad laboral como consecuencia directa de estudiar un MBA. Por ejemplo, puede ser contratado por un empresario que asista al máster, o encontrar unas prácticas que le permitan abrirse camino en el mercado de trabajo.

Salidas laborales de un máster MBA

Por si aún te quedaran dudas sobre si sirve de algo hacer un MBA, queremos que conozcas también sus muchas salidas profesionales.

  • Desempeñar puestos de alta responsabilidad. Te abrirá puertas para trabajar en grandes y medianas empresas, desempeñando puestos de alta responsabilidad en áreas como Recursos Humanos, Marketing, Ventas, Contabilidad, Finanzas, Producción o Administración.
  • Crear tu propia empresa. Es la opción perfecta para quienes aspiren a crear o dirigir su propia empresa, desempeñando funciones ejecutivas y estratégicas. Ideal para futuros emprendedores y también para empresarios que quieran actualizar sus conocimientos.
  • Consultoría y asesoramiento empresarial. Un MBA es también ideal para quienes quieran ejercer como profesionales independientes en el ámbito de la consultoría empresarial. Te prepara para asesorar a las empresas en aspectos como estrategia de negocio, definición de objetivos, optimización de procesos o mejora de la gestión interna.
  • Dirección empresarial. Los máster MBA son un tipo de formación muy idónea para quienes ya sean empresarios o ejecutivos en una empresa. Les ayuda a potenciar su visión empresarial, a mejorar su capacidad de liderazgo y de toma decisiones y a resolver problemas específicos en su negocio.

En este sentido, las expectativas laborales de cualquier alumno de MBA pueden ser ambiciosas. Un Máster en Dirección y Administración de Empresas te acerca al éxito y te facilita el camino hacia el logro de tus objetivos como empresario o profesional.