estudios de gestión y administración de empresas

Ventajas de estudiar gestión empresarial 

En el mundo de la empresa, los dirigentes, ejecutivos, jefes de área y otros cargos medios se caracterizan por tener estudios universitarios o de posgrado especializados en gestión de empresas. La relación de la educación en gestión empresarial de nivel superior con estos puestos de trabajo es incuestionable.

Además, la formación en gestión y administración de empresas tiene una alta demanda en España por su elevado índice de empleabilidad y la diversidad de salidas profesionales a las que se pueden optar.

A lo largo de las siguientes líneas, explicaremos las ventajas de estudiar gestión empresarial con el ánimo de comprender en qué consisten estos estudios, de modo que puedas valorar si aprender técnicas y desarrollar competencias en administración y dirección de empresas es adecuado para ti. Además, describiremos algunos trabajos que en la actualidad tienen una alta demanda y excelentes remuneraciones.

¿Qué es un título de gestión y administración empresas?

Los estudios en gestión y administración de empresas pretenden formar a los estudiantes para que sean capaces de dirigir, planificar, organizar, medir, controlar e integrar los componentes administrativos y económicos necesarios en las organizaciones. Todo ello desde una perspectiva social, técnica y económica.

Un título relacionado con la gestión de empresas o especializado en algunas de las áreas en la que se estructura esta disciplina, tiene varias salidas profesionales. Estas salidas laborales son aplicables a empresas de todos los tamaños y pertenecientes a cualquier sector de actividad, ya sea comercial o de producción.

Por supuesto, los estudios de gestión y administración de empresas son muy adecuados para aquellas personas interesadas en emprender o crear su propia empresa. La formación en diferentes ámbitos juega un papel esencial en la actividad emprendedora. Por ello, y para que una iniciativa de creación de un nuevo negocio salga adelante, es imprescindible que los emprendedores tengan competencias multidisciplinares de gestión empresarial y que sepan cómo formar equipos que abarquen todas las áreas del negocio.

Tipos de programas formativos en gestión empresarial

Existen diferentes grados o títulos universitarios y masters enfocados en la gestión y administración de empresas. Para valorar cual es a mejor opción, es necesario revisar cuál es el nivel educativo que se tiene, definir unos objetivos de aprendizaje y estimar el tiempo disponible que se pueda dedicar a finalizar con éxito los estudios.

Por ejemplo, si tienes estudios universitarios la mejor opción es estudiar un Máster en Administración de Empresas o MBA. Del mismo modo que si cuentas con una dilatada experiencia profesional o eres empresario ya que los objetivos de un MBA es convertir a los alumnos en líderes con visión de 360º capaces de generar cambios y acceder a conocimientos innovadores de la gestión empresarial. Por tanto, el programa de posgrado enfocado en la disciplina de la gestión empresarial más prestigioso y capaz de generar un crecimiento extraordinario a nivel personal y profesional es el Master of Business Administration, más conocido por el acrónimo MBA.

Sí, por el contrario, eres un joven que va a iniciar su vida en la universidad, la titulación universitaria por excelencia en España especializada en gestión empresarial es ADE (Administración y Dirección de Empresas).

Generalmente, los títulos mencionados se pueden realizar con metodología presencial u online. Muchas universidades y escuelas de negocios han innovado mejorando sus plataformas digitales de e-learning ofreciendo experiencias de aprendizaje óptimas.

En la actualidad, un título relacionado con la gestión empresarial es una garantía tanto para encontrar trabajo como para crecer profesionalmente. Incluso si ya se cuenta con una formación previa en administración y dirección de empresas, especializarse en una de las áreas (recursos humanos, marketing, finanzas, etc.) es una forma de crear una base formativa más sólida para asegurar la empleabilidad.

¿Qué formación en gestión empresarial es más recomendable si quieres crecer como profesional?

Si has finalizado un grado o eres licenciado universitario y sientes que necesitas cubrir carencias y aumentar tu ventaja competitiva como profesional, la recomendación es estudiar un MBA.

Un MBA es un título que condensa una serie de actividades formativas orientadas hacia aquellas personas interesadas en crecer el mundo de los negocios y la gestión empresarial. El plan de estudios consigue capacitar en los fundamentos de la dirección y gestión de empresas.

Es decir, en un MBA se desarrollan capacidades, cualidades y técnicas asociadas a las finanzas, el marketing, la dirección de personas, las operaciones, el entorno económico, la estrategia, el liderazgo, etc. 

Otro de los motivos para estudiar uno de los mejores MBA de España es que las materias son impartidas por profesores con perfiles académicos y profesionales con categoría de experto en las materias que imparten. Estos suelen ser seleccionados porque han destacado como directivos y empresarios. Además, el enfoque práctico de los estudios que facilitan los docentes contribuye a que los alumnos aprendan y vivan la realidad empresarial.

Por ello, en un MBA se trabaja sobre casos y proyectos de empresas que permiten aplicar los conocimientos extraídos y las habilidades desarrolladas de forma rápida a la vida real. La formación de carácter transversal permite adquirir conocimientos técnicos de gestión y comprender el mundo empresarial de forma profunda. Al mismo tiempo, se impulsan competencias directivas, destrezas cognitivas específicas, y se desarrollan habilidades de liderazgo, negociación, gestión de conflictos y marca personal, entre otras muchas.

Ventajas de un obtener un título en administración y gestión de empresas

Estudiar administración y gestión de empresas tiene muchos beneficios. Además, las capacidades desarrolladas durante un MBA o una carrera universitaria como ADE son muy apreciadas por las empresas por los atributos personales que se atribuyen a las personas cualificadas en dirección y gestión de empresas. También por la instrucción y cultura empresarial que poseen los titulados.

Las ventajas principales de poseer un título en gestión de empresas son las siguientes:

1.- Empleabilidad

Por ejemplo, un título en administración o gestión de empresas como un MBA, proporciona la capacidad para producir nuevas ideas y las aptitudes para hacerlas realidad. Más allá de adquirir conocimientos, está diseñado para capacitar a los estudiantes en actitudes y aptitudes intelectuales y sociales. Por otro lado, se desarrollan competencias laborales específicas para dirigir los recursos humanos o habilidades de comunicación y de trabajo en equipo, por ejemplo. A su vez, el aprendizaje se extiende hacia la gestión de riesgos, problemas de financiación o estrategias de crecimiento. Todo ello, son factores que las empresas y empleadores valoran. En este sentido, las perspectivas de empleabilidad mejoran considerablemente.

Además, este tipo de estudios en gestión de empresas permiten la especialización. Es decir, una vez obtenido un título de carácter general, se puede seguir formándose en función de los intereses y ambiciones personales. De esta forma es posible especializarse en finanzas, marketing recursos humanos, procesos, logística, operaciones comerciales, procesos productivos, etc.

Así, las oportunidades de encontrar trabajo o crecer profesionalmente se multiplican a tener la opción de trabajar en empresas pertenecientes a cualquier sector o en un sector específico. Por ejemplo, si te has especializado en marketing, además de poder trabajar en una empresa dedicada a la comercialización de bienes servicios de cualquier tipo, también puedes trabajar en una empresa dedicada a la publicidad y marketing.

2.- Desarrollo de habilidades directivas

Las habilidades directivas son muy valoradas en la actualidad, tanto para ocupar un puesto de responsabilidad, como para ser emprendedor o empresario. Acceder a estudios formales de gestión empresarial tiene la ventaja de aprender métodos sistemáticos para desarrollar un plan de negocios o las técnicas más eficaces para negociar.

Otros de los conocimientos que se adquieren son: cómo realizar investigaciones de mercado, cómo analizar datos financieros o cómo planificar una estrategia de marketing. El aprendizaje se basa en metodologías rigurosas que otorgan a los estudiantes autoconfianza para dirigir una empresa, e identificar oportunidades y encontrar recursos.

En definitiva, un plan de estudios enfocado en la gestión de empresas tiene como objetivo desarrollar las siguientes habilidades directivas:

  • Elaboración y comprensión de informes.
  • Técnicas y estilos de liderazgo efectivos.
  • Capacidad de negociación.
  • Toma de decisiones.
  • Solución de problemas.
  • Gestión de proyectos.
  • Capacidad analítica.

3.- Visión global del mundo de los negocios y de la industria

La mayoría de las ofertas de trabajo para ocupar puestos directivos o de responsabilidad en una compañía, tienen como requisito demostrar experiencia laboral en ese ámbito. Sin embargo, estudiar administración de empresas tiene la ventaja de que se obtiene información y una visión de las diferentes industrias, del funcionamiento de la economía, de las tendencias del mercado, etc.

En consecuencia, esto supone un gran impacto para promover la entrada en el mercado laboral ya que se cuenta con la ventaja de conocer métodos de análisis, técnicas, modelos, etc. que se pueden implementar sin tener experiencia laboral.

4.- Aprendizaje multidisciplinar

En principio, lo ideal es aprender de forma global sobre el funcionamiento de todas las áreas implicadas en la actividad empresarial y obtener una visión del comportamiento empresarial. Adquirir esta visión global es imprescindible para comprender las implicaciones e impactos que pueden tener una decisión o una estrategia en el conjunto de la compañía.

Generalmente las áreas de estudio de un programa de estudios de gestión empresarial engloban las siguientes disciplinas:

  • Finanzas, economía y contabilidad.
  • Recursos Humanos o gestión de personas.
  • Producción y operaciones.
  • Marketing, ventas y publicidad.
  • Estrategia.

Este aprendizaje multidisciplinar permite desarrollar capacidades y habilidades valiosas para analizar efectos colaterales, medir impactos y analizar problemas en el conjunto de la organización.

5.- Confianza para convertirse en emprendedor

En la actualidad emprender requiere tener una base sólida de conocimientos en gestión empresarial. Varios estudios publicados, han demostrado que la educación superior en gestión empresarial influye positivamente en la actitud, habilidades y conocimientos necesarios para asegurar la viabilidad de un negocio.

Los centros educativos, como las facultades universitarias y escuelas de negocios, además de la instrucción académica, organizan eventos y actividades para estimular y apoyar el espíritu emprendedor. Por ejemplo, apoyan a los estudiantes con intenciones emprendedoras organizando rondas de inversión para proyectos empresariales innovadoras, o conferencias y clases magistrales con empresarios y directivos que han conseguido el éxito y el crecimiento en sus negocios.

6.- Credibilidad profesional

Los estudios de gestión empresarial tienen un gran prestigio y otorgan credibilidad profesional. Esto se debe al carácter de los estudios que imprimen un saber hacer y un espíritu de mejora constante. 

Por ejemplo, un título MBA como máximo exponente de los estudios en gestión de empresas, es un valor seguro para las empresas en el momento de contratar. En este caso, a un profesional diplomado en Master of Business Administration, se le atribuye la capacidad para resolver problemas, tomar decisiones cruciales en momentos complicados y que es capaz de generar ideas innovadoras.

Por tanto, como la actividad y la gestión empresarial son elementos claves en el crecimiento económico de un país y en la creación de empleo, un profesional experto en dirigir y gestionar una empresa desempeña un papel muy importante en la sociedad. Estos son, a grandes rasgos, los motivos que confieren prestigio y credibilidad profesional.

7.- Contactos y relaciones con personas afines

Otra de las ventajas de estudiar administración y dirección de empresas es que se tienen la oportunidad de conocer a una variedad de personas afines, es decir con intereses en comunes.

Estos contactos, compuestos por compañeros y profesores, pueden ser de gran ayuda para validar ideas de negocio y recibir consejos de expertos, tanto para iniciar negocios como para solicitar opiniones sobre la trayectoria profesional.

8.- Altas retribuciones salariales

Los titulados universitarios en dirección de empresas o que hayan estudiado un Master MBA, suelen ocupar los puestos más altos de las compañías. Los directivos son piezas fundamentales que determinan el éxito de una empresa.

Un profesional capacitado y con dominio de técnicas de gestión empresarial que impacte con su trabajo en los resultados de la empresa se convierte en un activo intangible para el negocio. Esto le permitirá, desde negociar su salario hasta obtener mejores condiciones en el momento de firmar o renovar el contrato.

Algunos de los puestos directivos con mejores salarios son: director comercial, director de marketing, director de recursos humanos, director de finanzas, director de producción y CEO.

En función del tamaño de la compañía, ya sea pyme o gran empresa, el salario de estos puestos puede variar. Pero la tendencia retributiva oscila en una horquilla donde la cantidad mínima es de 50.000 € hasta sueldos de 100.000 € anuales o incluso superiores.

9.- Entorno de trabajo flexible

Dirigir una empresa realizar o realizar tareas de gestión puede hacerse de forma remota. Aunque la presencialidad en el puesto de trabajo es necesario en muchas ocasiones, otras veces se pueden realizar tareas desde casa u otro lugar.

Esta es otra de las grandes ventajas de estudiar y dedicarte profesionalmente a la gestión de empresas.

Gestión Empresarial, ventajas de los estudios

Salidas profesionales de los títulos de gestión empresarial

Una vez obtenido un título de gestión empresarial (grado universitario o MBA) puedes trabajar en varios ámbitos o desarrollar funciones de diversos tipos.  Seguidamente, mostramos un listado con algunos de los cargos que mejor remuneración tienen en la actualidad.

Todos ellos superan de promedio los 50.000 € anuales. Pero es importante señalar que estos salarios dependen del nivel de responsabilidad y de la política retributiva de la empresa, así como del tamaño de la empresa, industria o sector en el que desarrolle su actividad.

Director o ejecutivo de Marketing

Un cargo relacionado con la dirección y gestión del área del marketing de una empresa es el encargado de desarrollar y promover las estrategias y acciones relacionadas con los productos y servicios de la empresa con el objetivo de conseguir ventas.

Entre algunas de sus responsabilidades están la captación de clientes potenciales, elaborar estimaciones de ventas, planificar y ejecutar campañas publicitarias, y establecer las estrategias de precios.

Además de dirigir un departamento de marketing también debe coordinar las estrategias comerciales y de ventas con otros departamentos de la empresa (finanzas, operaciones, recursos humanos, etc.)

Los cargos con responsabilidades directivas en un departamento de marketing pueden tener un salario que oscila entre los 55.000 € y los 80.000 €.

Director Comercial

Es el responsable de liderar el departamento comercial y de ventas. Depende directamente del CEO de la empresa y su misión es gestionar desde el desarrollo de planes comerciales e implementar estrategias, hasta organizar los equipos de ventas. Debe coordinar con el área de marketing todas las acciones dirigidas hacia la captación de clientes y cierre de las ventas.

El perfil de un director comercial se caracteriza por ejercer un liderazgo motivador, prestando asistencia al equipo, detectando carencias y ofreciendo capacitación frecuente dirigida hacia la mejora en el desarrollo de la actividad profesional del equipo de comercial y de ventas.

Los salarios promedio se mueven entre los 65.000 € en una Pyme y los 100.000 € en una gran empresa.

Gerente de ingeniería

Los ingenieros con estudios en gestión empresarial como un MBA, es uno de los perfiles con más demanda en el mercado laboral. Los ingenieros destacan por sus conocimientos técnicos, capacidad analítica y por su interés en mejorar.

Muchos ingenieros estudian un MBA para ganar una ventaja competitiva gracias a sus estudios empresariales. De esta forma convierte su perfil profesional en un perfil multidisciplinar y único.

Los puestos relacionados para este perfil profesional tienen que desempeñar funciones relacionadas con la administración de equipos, coordinar y supervisar proyectos, etc. También, deben planificar estrategias para completar proyectos en un plazo determinado, y prestar apoyo al equipo. Otras tareas son administrar presupuestos, diseñar y desarrollar productos, localizar profesores, gestionar contratos, etc.

Los sueldos de estos profesionales rondan los 60.000 € en una pequeña empresa y puede ascender hasta los 100.000 € en grandes compañías.

Gerente Financiero

Los cargos altos y medios del departamento de finanzas son los responsables de resolver problemas financieros y económicos, controlar presupuestos, y decidir que inversiones son las más convenientes para empresa o tienen mayor rentabilidad.

La retribución media se sitúa entre los 50.000 y los 70.000 euros.

Gerente de Recursos Humanos

Se suele decir que el activo más importante de una empresa son las personas. Ante la dificultad de reclutar y mantener el personal en los tiempos actuales junto con la escasez que existe en el mercado laboral de perfiles idóneos, los profesionales del área de recursos humanos tienen una alta demanda.

Dada la importancia de su trabajo que implica seleccionar, contratar y retener a la fuerza laboral adecuada para la empresa, además de mediar entre los trabajadores y sus superiores, los sueldos de estos profesionales se sitúan entre los 45.000 € y 76.000 € anuales.

Gerente o director de operaciones

Este puesto es el encargado de desarrollar los procesos y practicas más correctas y productivas para la empresa. Las funciones son diseñar estrategias y mejorar el rendimiento productivo. También es el encargado de administrar los plazos de entrega de productos y supervisa que se cumplan los estándares de calidad para maximizar la eficiencia de la empresa, así como supervisar la cadena de suministro de una empresa.

El salario medio roda los 70.000 € en las pequeñas y medianas empresas. Al contrario de lo que ocurre con otros puestos directivos, en las grandes empresas salario del director de producción o de operaciones suele ser inferior en las PYMES, siendo la media anual de unos 52.000 €.

CEO

El máximo nivel del organigrama de una empresa es director general o CEO (Chief Executive Order). Entre sus funciones directivas y labores están tomar decisiones importantes y dirigir la empresa en su conjunto con el fin de conseguir los objetivos establecidos.

En síntesis, las labores de la autoridad máxima de una empresa son el desarrollo de estrategias de la organización, supervisar el presupuesto empresarial, y dirigir a los directores de cada departamento, gerentes y otros cargos que tenga la empresa.

Los CEOS son los cargos con mayor responsabilidad, y como tal, son los que perciben mayores salarios en el mercado laboral actual. Pueden cobrar entre los 95.000 y 135.000 € en función del tamaño y tipo de empresa.

Consultor

La consultoría empresarial es otra de las salidas profesionales de la gestión empresarial. Los consultores tienen como finalidad ayudar a las empresas que se encuentran en momentos críticos o que se enfrenan a problemas complejos. Su trabajo consiste en evaluar la situación y sugerir soluciones.

Esta salida profesional puede desarrollarse de forma independiente. La retribución promedio se sitúa alrededor de los 50.000 €.

Empresario

Por último, los estudios de gestión empresarial facilitan el emprendimiento y la creación de empresas. Es importante señalar que lanzarse a montar un negocio propio implica haber desarrollado una serie de actitudes, habilidades y conocimientos en gestión de empresas, así como comprender profundamente el mundo de los negocios y el rol que juegan los emprendedores en la sociedad y en el crecimiento económico.

Por ello, la educación en gestión empresarial es significativamente importante para dominar todos los aspectos específicos relacionados con el funcionamiento de una empresa. Al mismo tiempo, en un programa de formación en gestión y dirección de empresa se desarrollan comportamientos empresariales básicos. Algunos de ellos son: capacidad de liderazgo, saber motivar al resto del equipo, comunicar con eficacia, planificar estrategias, implementar planes, supervisar y controlar los recursos (humanos, financieros, etc.).

Salidas profesionales de gestión y administración de empresas

Conclusión

Como hemos podido observar, estudiar gestión empresarial tuene efectos muy positivos en la empleabilidad, salidas profesionales y retribuciones que se pueden lograr si diriges tu carrera hacia los puestos directivos.

La comprensión de la importancia de la educación empresarial juega un papel muy importante en el desarrollo económico y social de un país. Afortunadamente, el mercado educativo específico en administración y gestión de empresas no está maduro y ofrece iniciativas de aprendizaje diversas por el elevado interés que existe en adquirir este tipo de formación.

Puesto que la gestión empresarial y por tanto la educación en esta área tiene tanta relevancia en el bienestar económico de la sociedad, es fundamental proponernos mejorar nuestras competencias y habilidades haciendo uso de la excelente oferta de este tipo de educación que existe en España.

 

Los comentarios están cerrados.