10 Habilidades más demandadas por las empresas

10 Habilidades más demandadas por las empresas

Necesidad de mejorar las habilidades

Uno de los desafíos que se presentan a muchos profesionales es la necesidad de aumentar y mejorar sus habilidades. Esto puede permitir mejorar su empleabilidad, ya que en la medida en que sus capacidades y competencias se ajusten a lo que el mercado demanda, tendrán más posibilidades de encontrar un empleo acorde con su formación.

Sin duda, una de las formas de potenciar las habilidades de las personas es a través de la formación. Por ello, el perfil del alumno de un MBA es idóneo ya que tiene la oportunidad de potenciar su capacidad y desarrollar conocimientos en el área gerencial y así convertirse en candidato atractivo para ocupar puestos directivos y de alta responsabilidad.

En este artículo analizaremos las 10 habilidades que tienen más demanda a nivel laboral, y que es importante reunir ya no sólo para conseguir un empleo, sino para continuar progresando profesionalmente.

Las habilidades con más demanda en el mercado laboral

Gran parte de las habilidades profesionales que te vamos a comentar en este artículo pueden, en definitiva, aprenderse. En este sentido, todo profesional puede tener algunas en las que destaque y otras que necesite fortalecer.

Toma nota en cualquier caso de algunos de los elementos imprescindibles que debes cumplir para adaptarte a la demanda de las empresas.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico permite resolver problemas y errores, adoptar estrategias de éxito y afianzar ideas disruptivas frente a los métodos convencionales.

Las empresas demandan profesionales con pensamiento crítico para poder seguir creciendo y avanzando. El inconformismo de los responsables en cualquier área conduce a tener una actitud favorable al cambio y la mejora continua.

Resiliencia

Los profesionales tendrán que trabajar en muchas ocasiones en circunstancias difíciles, o ejercer liderazgo bajo presión. El mercado es cambiante y las nuevas tecnologías están trastocando muchos elementos del sistema, lo que obliga a las empresas a adaptarse rápidamente para sobrevivir.

En este sentido, el profesional resiliente será capaz de sobreponerse a las dificultades. Se requiere también la capacidad psicológica para resistir a los cambios.

Trabajo en equipo

Otra de las cualidades que debe aprender el profesional es la capacidad de trabajo en equipo. Aunque el teletrabajo es una de las características más en auge del mercado laboral actual, eso no implica que los profesionales deban trabajar de manera aislada.

Las herramientas digitales permiten que los empleados puedan trabajar en remoto y en equipo, de forma colaborativa. Desde este enfoque, los empleados digitales que demandan las empresas deben estar preparados para trabajar en equipo y a distancia.

Mentalidad de superación

La mentalidad de superación es otro de los requisitos que caracterizan a un profesional fiable para las empresas. Los empleados que desean ascender profesionalmente y adquirir nuevas habilidades están dispuestos a asumir responsabilidades superiores y tienen vistas a comprometerse con la empresa.

No sólo son capaces de desempeñar una tarea, sino que se esfuerzan en hacerla mejor o en desarrollar tareas diferentes que puedan ser de beneficio para la empresa. Son personas con hambre de aprendizaje y que se sienten realizados y felices cuando mejoran sus habilidades.

Habilidades más demandadas

Aprendizaje constante

El aprendizaje constante va ligado a algunas de las habilidades que hemos mencionado anteriormente. La empresa no contrata empleados solamente por lo que son ahora, sino por lo que pueden llegar a ser. En esta línea, lo lógico es que cualquier organización tenga un sistema de capacitación de los empleados que les acompañe en su desarrollo profesional. La formación continua va intrínsecamente ligada a la actitud de aprendizaje del empleado y compromiso de superación.

Creatividad

La creatividad forma parte también de las habilidades profesionales imprescindibles de los nuevos profesionales. No se busca personas que desempeñen funciones rutinarias, repetitivas y manuales, ya que hay que tener en cuenta que las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Big Data, la Robótica, la Realidad Virtual y Aumentada o el Internet de las Cosas están desempeñando cada vez más y mejor este tipo de funciones.

Los empleados deben ser por tanto personas creativas para ser competitivas en el mercado laboral. Eso implica ser capaces de desarrollar tareas creativas en las que el ser humano aún tiene características diferenciadoras frente a las tecnologías de automatización cada vez más avanzadas.

Análisis de datos para la toma de decisiones

Los profesionales de hoy deben tomar sus decisiones basándose en datos. Los datos han tomado un especial protagonismo en la gestión empresarial. No resulta extraño, por tanto, que los empleados deban ser personas con habilidades para la analítica de datos, el uso de herramientas de gestión empresarial y la toma de decisiones basándose en datos.

Las empresas hoy día trabajan con herramientas como software de Business Intelligence (Inteligencia de Negocio) y cuadros de mando, donde se pueden analizar los indicadores de rendimiento y las variables que influyen en el crecimiento de la empresa. Es el análisis y la comprensión de estos datos lo que nos lleva a tomar determinadas decisiones, reduciendo así los riesgos de tomar decisiones basándose en iniciativas individuales especulativas.

Habilidades digitales

Una habilidad relacionada con todo lo dicho anteriormente es el uso de herramientas digitales. Los profesionales en la actualidad deben ser capaces de utilizar diferentes herramientas de software y trabajar con soltura con medios digitales. El uso de programas es imprescindible en la mayoría de Departamentos de las empresas y, con mayor razón. en los puestos de dirección.

Compromiso con la empresa

En la era digital existe también una falta de compromiso por parte de los profesionales con la empresa, dado que la globalización ha ampliado los horizontes laborales de muchas personas y la nueva cultura digital ligada a las nuevas generaciones.

En este sentido, el compromiso del empleado con la empresa es un aspecto muy valorado, ya que esto redunda en que el capital humano en el que la empresa ha invertido como parte de su plan de desarrollo profesional seguirá aportando valor para el futuro de la organización.

Actitud proactiva

Las empresas demandan también empleados con actitud proactiva, que sepan capaces de tomar la iniciativa y no se limiten a obedecer las instrucciones que se les aportan, sino que busquen soluciones, ofrezcan ideas y tomen parte activa en el crecimiento y desarrollo del negocio, no mirando sólo por sus intereses, sino por los de la empresa en general.

Esperamos que ahora tengas más claro cuáles son las habilidades más demandadas por las empresas. Continúa potenciando tu formación para ser un profesional con un bagaje diferenciador y con altas posibilidades de empleabilidad en un mercado laboral cada vez más competitivo.

Los comentarios están cerrados.