Cómo cambiar de trabajo

Cambiar de empleo: cuándo y cómo encontrar un trabajo mejor

Numerosas personas deciden cambiar de empleo cada año. Se trata de una decisión difícil, que puede estar motivada por múltiples razones. A pesar de los muchos factores que hay que tener en cuenta, emprender este camino a tiempo puede conducir al profesional a conseguir desarrollar sus objetivos y lograr una mayor satisfacción laboral.

¿Cuándo es el mejor momento para cambiar de trabajo? ¿Cómo encontrar un empleo que responda mejor a nuestras expectativas? Existen diversos aspectos que hay tener en cuenta si queremos seguir esta senda de manera inteligente y con una estrategia adecuada para encontrar un puesto de trabajo que nos ayude a cumplir nuestras metas profesionales.

Razones para cambiar de empleo

¿Por qué una empresa desea dejar su actual puesto de trabajo y buscar otro que considera mejor? Las razones pueden ser variadas.

1. No se siente motivado en su trabajo

Por alguna razón, no se siente satisfecho con su puesto de trabajo. Quizás hay un mal clima laboral, falta de entendimiento con su jefe, sus prioridades de vida han cambiado, o los procesos que se utilizan no encajan con su visión del negocio.

La falta de empatía, los liderazgos excesivamente jerárquicos o el exceso de competitividad entre empleados puede crear un ambiente tóxico que dañe a la organización, de manera que la falta de bienestar laboral acaba provocando que el empleado desee buscar nuevos retos profesionales.

2. La necesidad de autorrealización

En la era del teletrabajo y la generación “millenial”, cambiar de empleo es un aspecto ligado a la necesidad de autorrealización. Las personas más jóvenes no se conforman con cubrir sus gastos y pagar facturas, ya que el puesto de trabajo es mucho más que dinero.

Se trata de una carrera profesional, y si no se ven signos de poder avanzar, antes de pasar muchos años atascado en el mismo puesto, muchos profesionales decidirán emprender un nuevo camino en otro sitio. Hoy día las posibilidades son muchas. El aprendizaje de idiomas y la globalización abren la puerta a la movilidad laboral.

3. La voluntad de ascenso y un salario mejor

La falta de expectativas y posibilidades de ascenso es otro motivo que puede llevar a cambiar de empleo. Puestos de más responsabilidad implican también un salario mayor. Si el empleado se siente atrapado en un empleo cuyo salario le parece insuficiente, el talento tenderá a buscar nuevas oportunidades.

No sólo puede influir el deseo de ganar más dinero. También es importante que el empleado sienta que la empresa confía en él y puede ascender puestos y desempeñar más responsabilidades.

4. Mejorar el currículo y crecer profesionalmente

Cambiar de empleo no siempre es un aspecto ligado a razones económicas o personales. También puede venir motivado por razones estratégicas. Por ejemplo, que la persona necesite actualizarse y quiera mejorar su currículo, en lugar de comprometerse a largo plazo con la misma empresa.

Especialmente las personas jóvenes desconocen todavía qué trabajo les sería más cómodo, por lo que tienden a buscar diferentes opciones. A veces ese cambio requiere una gran transformación y reciclaje profesional, por lo que recibir formación avanzada puede ser de gran ayuda.

Hay ingenieros que no sólo desean ocuparse de aspectos técnicos, sino desempeñar funciones directivas en las empresas. Por este motivo, entre otras razones los ingenieros prefieren estudiar un MBA  cómo búsqueda de logar una mayor capacitación a través de la formación avanzada en dirección de empresas.

¿Cuándo es el mejor momento para cambiar de empleo?

Lo ideal es no tomar decisiones bruscas, que puedan suponer un alto riesgo, sino actuar de forma medida y ponderada.

En esta línea, el mejor momento para cambiar de empleo es entre los 20 y los 30, ya que el profesional aún está buscando su espacio y descubriendo cuál es su vocación y potenciando sus talentos y capacidades profesionales.

No obstante, también hay perfiles senior que pueden plantearse cambiar de empleo, si bien es cierto que las empresas tienden a contratar perfiles más jóvenes y no siempre es fácil encontrar el puesto de trabajo deseado. En este sentido, muchos perfiles senior prefieren dejar su empleo para emprender su propia empresa, ya que la experiencia acumulada les aporta una visión y capacidad que pueden utilizar en su proyecto.

Cómo encontrar y trabajo mejor - infografía

¿Cómo encontrar un trabajo mejor?

Si deseas encontrar un trabajo mejor que el que estás llevando a cabo actualmente, hay varios aspectos que debes tener en cuenta.

1. Potencia tu formación

Si quieres un trabajo mejor, tendrás que tener un mejor perfil. La experiencia laboral es útil, pero la formación te puede ayudar a conseguir puestos de trabajo de más alta responsabilidad.

Puedes mejorar tus soft skills, como el aprendizaje de idiomas, la capacidad de comunicación en público o el trabajo en equipo. Pero también es importante ocuparse de las hard skills, adquiriendo formación de posgrado que te ayude a potenciar tus conocimientos y tener una visión y enfoque profesional orientado al éxito. Las ventajas de la formación continua son sin duda un aliciente para seguir actualizando conocimientos y entrenando habilidades que impulsan el logro de la mejora profesional.

2. Infórmate sobre las empresas en las que quisieras trabajar

Busca información sobre las empresas y puestos de trabajo en los que te gustaría trabajar. Descubre cuáles son sus estrategias y necesidades, y si están buscando nuevos profesionales.

Crea una oferta personalizada para esas empresas, con un currículo y carta de motivación específico, que te ayude a marcar la diferencia con respecto a tus competidores.

3. Trabaja en tu marca personal

Hoy día no todo se limita al currículo. Necesitas trabajar tu marca personal, a través de tu propia página o blog, newsletter y redes sociales, especialmente LinkedIn.

Crea un perfil digital orientado a aportar valor en el área de trabajo en la que estás especializado, y así cuando los responsables de Recursos Humanos busquen información sobre ti en Internet puedas elegir cómo quieres ser percibido.

4. Haz networking

No es un secreto para nadie que los contactos generados a través del networking son oportunidades de gran valor. No sólo de encontrar empleo, sino también de crecer profesionalmente. Rodeándote de la gente adecuada puedes acabar trabajando en el puesto de trabajo que deseas.

La cuestión es aportar valor en tu área de especialidad y acceder a las personas a las que quieres parecerte, lo que tendrá un doble beneficio: más posibilidades de encontrar empleo y mayores oportunidades de aprendizaje.

A través de la realización de uno de los mejores máster MBA en España los alumnos tienen la oportunidad de hacer crecer su agenda de contactos y conocer a personas relevantes en el mundo empresarial, lo que les ayuda a potenciar sus habilidades y capacidad para ser atractivos para las empresas.

Los comentarios están cerrados.