Plan de Negocio

Cómo hacer un plan de negocio: guía práctica y ejemplos

Un plan de negocio es la columna vertebral de cualquier tipo de empresa, ya sea grande, pequeña o una microempresa. Este documento esencial establece una guía clara para tu concepto empresarial o modelo de negocio. También es una herramienta clave para persuadir a potenciales inversores.

En este artículo, te guiaremos para que puedas crear un plan de negocio completo utilizando una estructura probada. Además, te proporcionaremos ejemplos prácticos para una comprensión más clara. ¡Comencemos!

Definición: ¿Qué es un plan de negocio?

Un plan de negocio es el punto de partida esencial para planificar el nacimiento o crecimiento de una empresa. Este documento tiene como objetivo responder a una serie de preguntas vitales:

  • ¿Qué productos o servicios ofrece la empresa?
  • ¿Cuál es la estrategia que seguirá en el mercado?
  • ¿Qué oportunidades se pueden aprovechar y cuáles son los riesgos que considerar?
  • Y, por supuesto, ¿Cuáles son las perspectivas de éxito económico?

Este último aspecto económico, conocido como el plan financiero, es fundamental. En última instancia, el plan de negocio desempeña un papel decisivo al ayudar en la toma de decisiones, y por supuesto a determinar si se debe o no llevar a cabo un proyecto empresarial.

Qué es un Plan de Negocio

¿Cómo hacer un plan de negocio? Estructura y contenido

¿Qué debe incluir un plan de negocio? Si bien no existe una regulación específica sobre su estructura, o cómo hacer un plan de negocios, si existen estándares que ayudan a garantizar que el plan se cree de manera sistemática y se pueda acceder rápidamente a la información necesaria. Es importante destacar que las escuelas de negocios de más prestigio, aquellas que imparten los mejores Masters in Business Administration tanto en modalidad presencial como en los mejores MBA online de España y a nivel global, tienen un entendimiento profundo de cómo debe ser la estructura de un plan de negocios efectivo. Estos programas, reconocidos por su excelencia académica, enfatizan en la importancia de una planificación detallada y estratégica.

Por ello, a continuación, te presentamos la estructura de un plan de negocios perfecto, basado en las metodologías y prácticas enseñadas en estos programas de alto nivel, para que no tengas problemas en su realización y puedas desarrollar un plan robusto y coherente con las expectativas del mercado actual. Seguidamente, se presentan los componentes clave que deben estar presentes en un plan de negocio:

1 Resumen Ejecutivo

El contenido más importante del plan de negocio se desarrolla en un resumen ejecutivo de aproximadamente dos páginas. A menudo, los inversores toman decisiones basadas en esta sección, por lo que es fundamental no subestimar su importancia. Aunque se encuentra al principio del plan de negocio, generalmente se redacta al final del proceso de elaboración del plan de negocios.

2. Descripción de la empresa y equipo

El apartado «Descripción de la empresa y equipo» profundiza en los fundamentos de nuestra empresa, destacando la historia empresarial, la estructura organizativa, la misión, visión y valores, la motivación del equipo fundador y las cualificaciones pertinentes.

En conjunto, el apartado del plan de negocio que presenta al equipo humano ofrece una visión completa de quiénes somos como empresa y de las personas involucradas en la gestión, destacando tanto los antecedentes prácticos y la experiencia como la pasión y visión que nos impulsan en el emocionante proyecto empresarial que deseamos iniciar.

3. Idea de negocio y oferta de productos – servicios

La idea o modelo de negocio es el punto de partida de nuestra empresa. En este apartado, nos enfocaremos en cómo nuestra idea aborda un problema específico y cuáles son los beneficios que aporta a nuestros clientes. Además de desarrollar la idea de negocio también es necesario detallar la oferta de productos o servicios y cómo se relacionan con nuestro plan financiero para generar ingresos.

Para comprender mejor este concepto, tomemos el ejemplo de un restaurante. Si bien la esencia de un restaurante es ofrecer comida y bebidas, esta descripción general no proporciona una evaluación adecuada de su idoneidad para el grupo objetivo ni de su capacidad para competir en un mercado lleno de rivales. Por lo tanto, profundizaremos en nuestra oferta de manera similar, destacando los detalles que hacen que nuestro negocio sea excepcional y relevante para los clientes potenciales.

4. Público objetivo y segmentación del mercado

En esta sección, nos enfocamos en identificar quiénes serán nuestros clientes o usuarios potenciales. En el proceso de elaboración del plan de negocio, definir el público objetivo es fundamental y se basa en una serie de factores clave como la demografía, los intereses, el comportamiento de compra y las necesidades específicas  a satisfacer por un producto o empresa.

Por tanto, distinguiremos entre dos categorías principales del público objetivo: clientes individuales (B2C) y clientes empresariales (B2B). Más allá de las características demográficas y psicográficas de nuestros clientes potenciales, también consideraremos sus patrones de compra, lo que influirá en nuestras estimaciones de ventas en las secciones posteriores del plan de negocios.

5. Análisis o estudio de mercado y competencia

En esta sección dedicada al estudio de mercado nos enfocaremos en dimensionar el mercado, identificar competidores, evaluar la intensidad competitiva y analizar las posibles barreras de entrada. Realizaremos una investigación de mercado que apoye nuestro análisis.

Ahora es el momento de determinar el tamaño del mercado y las tendencias relevantes para anticipar oportunidades y desafíos:

  • Identificaremos a nuestros competidores clave y evaluaremos su presencia en el mercado, además de analizar la intensidad de la competencia y nuestras estrategias para enfrentarla.
  • También identificaremos posibles obstáculos para ingresar al mercado y discutiremos cómo planeamos superarlos, haciendo uso de la investigación de mercado como una herramienta esencial para respaldar nuestros argumentos.

6. Visión y objetivos empresariales

Dentro del plan de negocio, la visión y los objetivos empresariales son fundamentales para guiar las estrategias y posteriores acciones. Comenzamos por establecer la visión y la misión a largo plazo, que representan nuestros ideales para la empresa en un futuro distante, generalmente de 10 a 25 años. La visión es una representación clara y concisa de nuestros objetivos a largo plazo, mientras que la misión explica el propósito fundamental de la empresa.

Luego, definimos objetivos a corto y mediano plazo, que abarcan de 1 a 10 años, para trazar un camino hacia la realización de nuestra visión. Estos objetivos se desglosan en hitos concretos que sirven como puntos de referencia en nuestro viaje hacia el éxito empresarial. Ejemplos notables incluyen la visión de Amazon de ser la empresa más centrada en el cliente y la misión de Google de organizar la información del mundo.

7. Estrategia empresarial

El capítulo de estrategia empresarial dentro del plan de negocio se desarrolla en función de los objetivos corporativos que se hayan marcado anteriormente. Una cuestión de vital importancia es definir los beneficios que nuestra empresa ofrece a los clientes. Definir la estrategia de posicionamiento en el mercado y destacar las diferencias clave respecto a los competidores es esencial para desarrollar nuestra estrategia corporativa.

En este contexto, las tres estrategias empresariales que se suelen utilizar en el contexto de un plan de negocios son las siguientes: liderazgo en costes, diferenciación y enfoque o nicho de mercado.

8. Plan de marketing y ventas

Las estrategias de promoción y publicidad son cruciales para destacar en el mercado y comunicar el valor de los productos o servicios a los clientes potenciales. Esto implica el uso de publicidad adecuada en canales relevantes, como anuncios online, medios impresos y redes sociales, y la creación de campañas publicitarias creativas que generen interés en el mercado.

En cuanto a las estrategias de precios y posicionamiento, es necesario determinar los precios que reflejen el valor ofrecido y que sean competitivos. El posicionamiento eficaz en el mercado se logra al diferenciarse de la competencia y destacar los aspectos únicos de la oferta de la empresa, con ajustes periódicos según las dinámicas del mercado.

Este apartado del plan de negocio también debe incluir un plan de adquisición de clientes y retención. Este plan implica desarrollar un enfoque integral para atraer nuevos clientes y mantener su lealtad a través de estrategias de retención. El seguimiento constante de las métricas que se elijan para evaluar la efectividad de estas estrategias permitirá realizar los ajustes según sea necesario.

9. Plan de operaciones

En el plan operativo del business plan, se desglosan aspectos cruciales que aseguran el funcionamiento eficiente de la empresa:

  • Detalles sobre la ubicación física de la empresa, proveedores clave y recursos necesarios.
  • Descripción del proceso de producción o prestación de servicios, destacando su flujo y eficiencia.
  • Consideraciones logísticas y estrategias de gestión de inventario para mantener un control óptimo de los recursos y productos.

Este plan de operaciones proporciona una hoja de ruta operativa que asegura que la empresa funcione sin problemas y cumpla con las demandas de los clientes.

10. Plan de RR.HH y equipo

En esta sección del plan de negocio, detallamos la estructura de gestión y presentamos al equipo. Un equipo de personas capacitadas es esencial para el éxito de cualquier tipo de proyecto de negocio. Por ello, es importante que se incluyan los siguientes elementos:

  • Experiencia y cualificación del equipo directivo: destacamos las credenciales, habilidades y experiencia del equipo directivo. Esto respalda la capacidad de la empresa para alcanzar sus objetivos y cumplir su misión.
  • Roles y responsabilidades: definimos los roles y las responsabilidades de cada miembro. Esto asegura una distribución clara de tareas y fomenta la rendición de cuentas.
  • Plan de desarrollo y capacitación del personal: explicamos cómo planeamos desarrollar y capacitar al equipo a lo largo del tiempo. Esto incluye programas de formación continua y mantener al personal actualizado.

11. Plan financiero

Dentro del business plan, el componente financiero es el núcleo central. Realizar una previsión realista de las inversiones, los ingresos, los gastos, la liquidez y y de las ventas es fundamental en un plan de negocio. El apartado dedicado a las finanzas debe desvelar los requerimientos de capital necesarios para el inicio de la empresa y, por supuesto, debe explicar cómo se financiará la actividad empresarial.

Cuando se elabora la estrategia financiera, es fundamental desarrollar proyecciones financieras exhaustivas que abarquen estados de resultados, balances generales y flujos de efectivo.

Además, es esencial crear un presupuesto que contemple gastos e inversiones de manera detallada. Este presupuesto no sólo ayuda a mantener el control financiero, sino que también ayuda a la toma de decisiones en función de los resultados obtenidos.

Finalmente, en el apartado dedicado a las finanzas de cualquier tipo de plan de negocios será necesario identificar las necesidades de financiación y diseñar estrategias para asegurar los recursos necesarios. Tener estimaciones de estos datos garantiza que la empresa cuente con el capital requerido para alcanzar sus objetivos.

12. Análisis FODA: evaluar el entorno empresarial

Al culminar el plan de negocio, se lleva a cabo el análisis FODA (o DAFO). En este proceso, se registran las fortalezas y debilidades internas de la empresa, así como las oportunidades y riesgos externos identificados. A partir de este análisis, se derivan medidas estratégicas para capitalizar las oportunidades y mitigar los riesgos asociados al proyecto de negocio.

13. Apéndice: recopilación de detalles esenciales

Los anexos del plan de negocio se encuentran en el apéndice. Aquí se incluyen elementos como la trayectoria y experiencia de los fundadores o personas implicadas en la gestión de la empresa, estudios de mercado, contratos significativos, descripciones de productos, fotografías y bocetos, entre otros detalles relevantes que complementan y respaldan la información presentada en el plan de negocio principal.

Cómo hacer un Plan de Negocio

¿Cuánto tiempo requiere la elaboración de un plan de negocio?

El proceso de desarrollo de un plan de negocio generalmente abarca desde algunas semanas hasta varios meses. Este periodo se destina a investigar y recopilar todo el contenido necesario, redactar el texto y crear el plan financiero. La cantidad de esfuerzo involucrado depende de diversos factores, incluyendo la complejidad del concepto empresarial, tu nivel de conocimientos previos y el tiempo que puedas dedicar diariamente al proyecto.

Es importante considerar que, si estás redactando el plan de negocio mientras mantienes un empleo a tiempo completo, es probable que requieras un plazo más prolongado. Sin embargo, aquellos que invierten tiempo y esfuerzos significativos como formarse o estudiar un MBA (Máster en Dirección de Empresas) están mejor preparados para elaborar un plan de negocio o de creación de empresa y lanzar con éxito el proyecto.

Consejos para la elaboración de un plan de negocio

Redactar un plan de negocio es una tarea que representa un gran desafío.  Por eso, a continuación, tienes consejos esenciales para elaborar un plan de negocio profesional:

  • Investiga a fondo antes de comenzar a escribir, reuniendo datos y hechos relevantes respaldados por fuentes fiables.
  • Estructura el plan de negocio de manera coherente utilizando el esquema probado que se ha explicado anteriormente para que no olvides incluir todos los elementos esenciales.
  • Presta atención al diseño y la presentación, incorporando una portada atractiva, una tabla de contenido detallada, jerarquía clara en los encabezados y formato uniforme.
  • Presta atención a la legibilidad y evita errores tipográficos o de sintaxis. En el momento de la redacción usa oraciones cortas y activas, emplea gráficos y tablas, explica términos técnicos y enfocarte en los mensajes clave. Utiliza el apéndice para la información adicional y verifica la coherencia en todo el documento.

Recuerda que un plan de negocio bien elaborado, además de ser una herramienta para convencer a posibles socios, inversores y obtener financiación, también es una guía esencial para controlar el desarrollo del proyecto y conseguir el éxito empresarial.

Errores comunes al hacer un plan de negocio

A lo largo de los años, en las mejores Escuelas de Negocios de España se han revisado numerosos planes de negocios realizados por los alumnos de los mejores masters Executive MBA y se han identificado errores comunes que debes evitar. Los errores más comunes son los siguientes:

  • No adoptes textos o guías de muestra preparados, ya que cada negocio es único y tu plan debe reflejar tu visión específica.
  • Evita errores técnicos y desinformación en tu plan, ya que la precisión en los términos comerciales es crucial.
  • No te olvides de destacar las cualificaciones y experiencias del equipo fundador, además de la idea de negocio en sí.
  • No descuides la investigación de mercado; respalda tu fe en el producto con investigaciones sólidas.
  • No te enfoques excesivamente en el producto; asegúrate de que los posibles clientes puedan reconocer y valorara las ventajas o beneficios de si adquieren el producto o servicios.
  • No ignores a la competencia; realiza una investigación exhaustiva y comprende cómo te diferencias de ellos.
  • No asumas que la publicidad funcionará por sí sola; elabora un plan estratégico de marketing claro y preciso con las acciones a realizar.
  • Evita realizar una planificación financiera optimista y asegúrate de tener suficiente dinero para cubrir las necesidades y evitar problemas de liquidez.

Ventajas de hacer un plan de negocio

¿Por qué deberías dedicar tiempo a redactar un plan de negocio? La respuesta es porque ofrece numerosas ventajas relacionadas con la gestión y dirección de una empresa. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

  1. Evita errores costosos al identificar y solucionar problemas en la etapa de planificación.
  2. Proporciona un enfoque claro y una estructura de acciones y directrices que ayudan a convertir una idea de negocio en una realidad concreta, con buenos o malos resultados.
  3. Evalúa el atractivo del mercado y la adecuación del producto o servicio.
  4. Mejora las habilidades empresariales al profundizar en el conocimiento de todas las áreas involucradas en el negocio.
  5. Establece requisitos de capital realistas y evita la falta de previsiones de financiación cuando sean necesario.
  6. Facilita el acceso al capital al proporcionar una visión clara del negocio y de su potencial en generar ingresos o beneficios.
  7. Define un plan de acción concreto para la implementación de las estrategias en cada área del negocio.
  8. Facilita el análisis de los resultados de la actividad al comparar el progreso real con el plan inicial, permitiendo la toma de medidas correctivas.

Realizar un plan de negocios requiere tiempo, dedicación y conocimientos. Si tienes en mente una idea de negocio que desees emprender, te aconsejamos que te tomes el tiempo necesario y consideres las ventajas de estudiar gestión y administración de empresas para adquirir las habilidades necesarias, tanto para elaborar un plan de negocio perfecto como para gestionar una empresa con éxito.

Ejemplos prácticos de un plan de negocio

Aquí tienes algunos ejemplos prácticos de lo que podría incluir un plan de negocio para diferentes tipos de empresas:

Business Plan de una tienda de ropa online

  • Resumen ejecutivo: presentación de la tienda en línea y su propuesta de valor.
  • Descripción de la empresa: historia, ubicación virtual y estructura de la tienda.
  • Análisis de mercado: datos sobre el mercado de moda online, competidores y tendencias.
  • Productos y Servicios: tipos de ropa, marcas y estrategia de precios.
  • Estrategia de marketing: plan de publicidad para redes sociales, SEO, publicidad online y colaboraciones.
  • Plan financiero: proyecciones de ventas por internet, costes operativos y previsiones económicas de implementar estrategias de expansión.
  • Equipo de gestión: perfiles de los fundadores y/o personas involucradas y su experiencia en la industria de la moda.

Plan de negocio de un restaurante de comida rápida

  • Resumen ejecutivo: una introducción concisa que destaca la propuesta única del restaurante.
  • Descripción de la empresa: historia del restaurante, ubicación, tamaño y estructura organizativa.
  • Análisis de mercado: datos sobre el mercado local, competidores y tendencias de consumo.
  • Producto y servicios: menú, precios y detalles sobre la calidad de los alimentos.
  • Estrategia de marketing: descripción de acciones sobre cómo se atraen y se fidelizan a los clientes; definición de las estrategias de marketing online y offline.
  • Plan financiero: proyecciones de ingresos y gastos; presupuesto para ejecutar las acciones de publicidad y cuantificación económica de los suministros necesarios.
  • Equipo de gestión: resumen de las cualificaciones y experiencia del equipo directivo y empleados.

Los comentarios están cerrados.