Idea de negocio

Idea de negocio y oferta de productos – servicios

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace que un negocio sea exitoso? ¿Qué es lo que diferencia a las empresas que triunfan de las que fracasan? La respuesta es simple: una idea de negocio innovadora y una oferta de productos o servicios irresistibles.

Este artículo aborda la importancia que tiene el desarrollo de la idea de negocio y la oferta de productos – servicios. Te lo explicamos paso a paso para que entiendas este concepto, y especialmente si tienes dudas sobre cómo hacer un plan de negocio consistente y persuasivo.

Este artículo desglosa cómo hacer un plan de negocio, enfatizando la importancia que tiene el desarrollo de la idea de negocio y la oferta de productos – servicios en la creación de un plan de negocios consistente y persuasivo

Revisión de la idea de negocio antes de comenzar a elaborar el plan del negocio

La idea de negocio es el punto de partida de cualquier plan de negocio y/o proyecto de creación de empresa. Es una descripción breve, precisa y fácil de entender de lo que el negocio representa.

¿Cómo se puede definir qué es una idea de negocio? En esencia, la idea de negocio define como una empresa satisface las necesidades de los clientes. Es decir, cual es la oferta de productos y servicios que la empresa proporcionará para solucionar un problema específico o mejorar la vida de sus clientes. La idea de negocio debe ser innovadora, viable y sostenible, capaz de generar ingresos y crecimiento a largo plazo.

Por tanto, para que una idea de negocio sea efectiva, la oferta debe cumplir con varios requisitos:

  • Innovación y calidad: son elementos fundamentales para destacar en el mercado competitivo. La oferta debe ser fresca y superior en calidad.
  • Competitividad en precio y condiciones: la oferta de productos/servicios debe ser competitiva tanto en términos de precio como en las condiciones que ofrece a los clientes.
  • Alineación con el mercado objetivo: la oferta debe estar perfectamente alineada con las necesidades y deseos del mercado objetivo.
  • Viabilidad y rentabilidad: finalmente, debe ser viable desde una perspectiva empresarial y capaz de generar un rendimiento económico sostenible en el tiempo.

Qué es una idea de negocio

Concepto de negocio: ¿Qué ofrece la empresa?

Una vez que se haya definido la idea de negocio, es el momento de plasmarla en el business plan. Es decir, se trata de describir el concepto del negocio y qué ofrece al mercado.

Como se ha mencionado anteriormente, la idea de negocio es el punto de partida para desarrollar una oferta detallada de servicios o productos. Por esto, es importante que la descripción de la idea de negocio sea clara y comprensible, incluso para personas que no tengan experiencia en el sector.

En el apartado del plan de negocio dedicado a la idea y modelo de negocio, es necesario describir los siguientes aspectos con la mayor precisión posible: el concepto del negocio y la oferta, el público objetivo y la propuesta de valor.

Concepto de negocio o cómo desarrollar la oferta de productos o servicios

¿Qué ofrece la empresa? Describe de manera concisa qué productos, servicios de la empresa y qué hace que sea un modelo de negocio único.

El proceso de desarrollo de la oferta de productos o servicios debe incluir los siguientes pasos:

  • Definición de la gama de productos o servicios: identifica los productos o servicios que ofrecerá la empresa.
  • Características y beneficios de los productos o servicios: describe minuciosamente las características y beneficios de cada producto o servicio.
  • Precios y condiciones de venta: establece los precios y las condiciones de venta de forma clara y competitiva.

Público objetivo: ¿A quién te diriges?

Definición del público objetivo: identificar los clientes potenciales del negocio.

¿A quién va dirigida la propuesta de negocio? En la sección dedicada a la «Idea de negocio» en el plan de empresa es fundamental describir quiénes serán los consumidores de los productos y qué atributos particulares caracterizan a este grupo demográfico específico.

Una estrategia que puedes utilizar en este punto es crear perfiles ficticios, personificando a individuos que representen de manera realista a los clientes objetivo. De esta forma es más fácil obtener una comprensión detallada de las características de los clientes potenciales.

Al definir el público objetivo se establece una distinción general entre: consumidores individuales (B2C) y clientes empresariales (B2B)

En este punto es fundamental qué demuestres conocer con precisión a los clientes objetivo. Para ello puedes responder a las siguientes cuestiones según el contexto del negocio:

  • ¿Cuáles son sus necesidades predominantes?
  • ¿Cómo se manifiesta su comportamiento de compra?
  • ¿Qué factores influencian la compra del producto ?
  • ¿En qué momentos, lugares y con qué frecuencia los clientes potenciales buscan y/o utilizan un servicio o producto?

A partir de las respuestas obtenidas, se podrán establecer las bases para el desarrollo de estrategias que conecten de manera efectiva con el público objetivo. Esto significa que, al entender profundamente las necesidades, comportamientos de compra, y factores que influencian a los clientes potenciales, la empresa puede crear tácticas de mercado, productos y servicios que no solo satisfagan sus necesidades, sino que también generen un impacto positivo y duradero en su percepción y lealtad hacia la marca.

Propuesta de valor: ¿Qué beneficios ofreces a los clientes?

Definición de la propuesta de valor: describir los beneficios que el negocio ofrece a sus clientes.

Resalta los beneficios concretos que obtienen los clientes y cómo se diferencian de lo que ofrece la competencia. Es esencial detallar en el plan de negocios qué beneficios específicos ofrece tu producto al grupo objetivo previamente definido y evaluar la magnitud de la demanda que podría generar. En este contexto, es fundamental responder a la pregunta: ¿Por qué alguien debería optar por tu oferta en lugar de las existentes?

Cómo desarrollar una idea de negocio

Consejos para emprendedores y estudiantes de MBA

Para los emprendedores y estudiantes de un máster MBA, ya sea un Executive MBA o un MBA Online, a continuación, se presentan algunos consejos para desarrollar una idea de negocio y una oferta de productos o servicios:

  • Originalidad y creatividad: no tengas miedo de pensar fuera de la caja y proponer ideas nuevas y originales.
  • Investigación profunda: antes de empezar a desarrollar la idea, realiza una investigación exhaustiva del mercado y competencia.
  • Realismo: es importante ser realista sobre la viabilidad económica de la idea.
  • Flexibilidad: no te resistas a cambiar/adaptar la idea de negocio original si es necesario.

En resumen, el éxito empresarial comienza con una idea de negocios innovadora y una oferta de productos o servicios que resuelvan las necesidades del mercado. Al seguir estos consejos y desarrollar tu idea de negocio de manera meticulosa, estarás en el camino correcto hacia el éxito empresarial.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

Los comentarios están cerrados.